Páginas vistas en total

sábado, 28 de marzo de 2015

Este mundo, a veces no tan bonito



Después de la tragedia acontecida esta semana en Francia del vuelo Barcelona – Düsseldorf de Gemanwings. Y tras esclarecer la deliberada intención del copiloto en la maniobra que hizo estrellarse el avión y terminar con la vida de las 150 personas que viajaban el vuelo. En este caso se trata de un hombre con una enfermedad mental y no capacitado para realizar correctamente su trabajo.

Luego tenemos  otros muchos hechos, que aparecen en los informativos y periódicos  casi a diario, y que me hacen preguntarme.
¿es el ser humano malo por naturaleza?

Las barbaridades que se realizan en el nombre de algún Dios o religión, pero que en realidad son en nombre del odio, y avergüenzan a cualquier Dios, que en su nombre se cometan semejantes atrocidades.  Estos que también son enfermos sin ninguna capacidad de empatizar, ni de sentir ningún otro sentimiento medianamente humano, que no sea el odio.


Ese mismo odio que se pone a diario en práctica, y que no es patrimonio de países del tercer mundo o subdesarrollados . Ya que está presente en todas las sociedades del mundo.

Odio por religión, raza,  sexualidad, por ser diferente, por pensar diferente.

Ha hecho que en los últimos tiempos me haga replantearme, algo que hasta ahora he tenido siempre claro. Siempre he pensado que el ser humano es bueno y la verdad me niego a cambiar de opinión.

Creo que el hecho de que nacemos siendo pacíficos no tiene discusión alguna.

Creo que la inmensa mayoría de pobladores de este mundo son buenas personas. No creo que nacemos con el pensamiento de odiar, herir o matar al prójimo, este sentimiento estoy seguro que se asienta en nuestra mente como un reflejo de los primeros años de nuestra vida, de las circunstancias que nos rodean de las personas que nos rodean, de lo que vemos en nuestra casa y de la sociedad que nos ha tocado vivir de cerca .

Y por supuesto el como sea uno mismo, porque ya se puede nacer donde sea, que si uno es capaz de pensar por si mismo de generar sus propias opiniones y de tener empatía hacia los demás será más probable, no solo que no encaje, donde ha nacido sino que además, no se deje llevar por lo que le rodea ni por las opiniones de los demás, aunque estas sean mayoritarias en su entorno.

A pesar de que ahora alrededor todo parece caos, esto es para mi, lo que más se parece al apocalipsis y tal vez tenían razón los mayas con su calendario, que terminaba en  el diciembre 2012.
Probablemente estemos en una época de cambios sin marcha atrás. Si es así yo prefiero estar en el lado de los que creen que merece la pena mantener la fe y creer en la bondad de las personas,  antes que pasarme al lado oscuro.
Los amargos sentimientos que nos invaden al ver ciertas noticias, no deben alejarnos del pensamiento, de que un mundo mejor es posible.
Pero siempre teniendo muy claro que el demonio nos puede leer la sagrada biblia para confundirnos y así obtener lo que desea.







Para terminar comparto este vídeo en el que Ric Elías, piloto que consiguió realizar un aterrizaje en el rio Hundson en el año 2009, relata en esta charla las tres cosas que aprendió.










sábado, 7 de marzo de 2015

Cumplir 40 años.



Hace poco he cumplido 40 años, y parece que cuando se llega a esta edad es como  cruzar una frontera de camino a convertirse en una persona mayor, en un viejo, no se, yo no veo esas señales todavía, que me indiquen que estoy en ese punto, ni tampoco en ninguna crisis de los 40 .

La vida es, como uno la ve y la vive.

Si es verdad, que las cosas cambian con los años, y aparte de que el tiempo realice su suave e imperceptible erosión sobre nosotros, que es evidente.
Yo por ejemplo he ido perdiendo el vello capilar, me surcan arrugas a los lados de los ojos,  y aunque no tengo el cuerpo que tenia con 20 años, si es verdad que intento cuidarlo.

La verdad, que ahora precisa de más cuidados, porque no se puede comer y beber de todo, sin pagar por ello un precio.
El precio de un cuerpo que no se recupera como cuando tenía 20 años y eso sí que a los 40 me parece un punto de inflexión, ha llegado la hora de que nos empecemos a cuidar o convertirse exactamente en lo merecemos ser.

Yo estoy, en este punto en que empezar a cuidarme es una necesidad, pero este punto cada cual tendrá que evaluar según sus hábitos en la vida y sus vicios, es importante saber el coste de estos elementos en nuestra vida.

Cumplir años no tiene ventajas, ya lo dijo Woody Allen en el Festival de Cannes 2010. Presentando You will meet a tall dark stranger,  (Titulada en España como: conocerás al hombre de tus sueños). Habló de la vejez, tema central de la película, en la que un marido con miedo a envejecer abandona a su esposa. “Hacerse mayor en realidad no supone ninguna ventaja. No te haces más inteligente ni más generoso. Mi consejo es, ¡evitarlo!  Dijo Woody Allen.

Estoy de acuerdo con estas palabras, pero matizando, que esta visión  habrá que dejarla para varias décadas más tarde, porque no son la realidad para los 40 años,  ( no para la mayoría de personas que hoy tienen 40 años), y si tal vez para cuando uno pasa de los 60.

Aquí esta la importancia de vivir los 40 con plenitud.
Y es que al final hacerse mayor, además no tiene ningún merito, ¿cuál?, ¿mantenerte vivo muchos años?, y los años se van cumpliendo solos.
El merito esta, en como se llega, en la calidad de vida y las ganas de vivir.
Lo importante es como nos sentimos por dentro y esas ganas de seguir interesándonos por descubrir más cosas. Porque a los 40, se puede empezar muchas cosas, no estamos ni en la mitad de la vida, porque está empezando.
Si yo me sintiera como un viejo con 40 años, sería probamente idiota.

Los 40 es el momento ideal, para pensar todo lo que hemos dejado a medias siendo treintañero y ahora terminarlo, es momento de demostrarnos , que podemos salir a correr 8 km, sintiendo que tenemos la energía de 25 años, Además a mi personalmente me queda tanto por aprender, tener 40 años ahora, no es como lo era hace 30 años.

Yo llegado aquí, sí es verdad, que busco más tranquilidad y como soy muy reflexivo pues al final intento tomar decisiones que me aporten ir por el buen camino.
Estar bien con 40, supone cuidarte en todos los aspectos, y darte cuenta de lo que tienes, valorarte y tener confianza en ti mismos, y saber encajar los golpes.
y es que al final de todo, cumplir 40 años es fantástico, si sabes como hacerlo.