Páginas vistas en total

sábado, 7 de marzo de 2015

Cumplir 40 años.



Hace poco he cumplido 40 años, y parece que cuando se llega a esta edad es como  cruzar una frontera de camino a convertirse en una persona mayor, en un viejo, no se, yo no veo esas señales todavía, que me indiquen que estoy en ese punto, ni tampoco en ninguna crisis de los 40 .

La vida es, como uno la ve y la vive.

Si es verdad, que las cosas cambian con los años, y aparte de que el tiempo realice su suave e imperceptible erosión sobre nosotros, que es evidente.
Yo por ejemplo he ido perdiendo el vello capilar, me surcan arrugas a los lados de los ojos,  y aunque no tengo el cuerpo que tenia con 20 años, si es verdad que intento cuidarlo.

La verdad, que ahora precisa de más cuidados, porque no se puede comer y beber de todo, sin pagar por ello un precio.
El precio de un cuerpo que no se recupera como cuando tenía 20 años y eso sí que a los 40 me parece un punto de inflexión, ha llegado la hora de que nos empecemos a cuidar o convertirse exactamente en lo merecemos ser.

Yo estoy, en este punto en que empezar a cuidarme es una necesidad, pero este punto cada cual tendrá que evaluar según sus hábitos en la vida y sus vicios, es importante saber el coste de estos elementos en nuestra vida.

Cumplir años no tiene ventajas, ya lo dijo Woody Allen en el Festival de Cannes 2010. Presentando You will meet a tall dark stranger,  (Titulada en España como: conocerás al hombre de tus sueños). Habló de la vejez, tema central de la película, en la que un marido con miedo a envejecer abandona a su esposa. “Hacerse mayor en realidad no supone ninguna ventaja. No te haces más inteligente ni más generoso. Mi consejo es, ¡evitarlo!  Dijo Woody Allen.

Estoy de acuerdo con estas palabras, pero matizando, que esta visión  habrá que dejarla para varias décadas más tarde, porque no son la realidad para los 40 años,  ( no para la mayoría de personas que hoy tienen 40 años), y si tal vez para cuando uno pasa de los 60.

Aquí esta la importancia de vivir los 40 con plenitud.
Y es que al final hacerse mayor, además no tiene ningún merito, ¿cuál?, ¿mantenerte vivo muchos años?, y los años se van cumpliendo solos.
El merito esta, en como se llega, en la calidad de vida y las ganas de vivir.
Lo importante es como nos sentimos por dentro y esas ganas de seguir interesándonos por descubrir más cosas. Porque a los 40, se puede empezar muchas cosas, no estamos ni en la mitad de la vida, porque está empezando.
Si yo me sintiera como un viejo con 40 años, sería probamente idiota.

Los 40 es el momento ideal, para pensar todo lo que hemos dejado a medias siendo treintañero y ahora terminarlo, es momento de demostrarnos , que podemos salir a correr 8 km, sintiendo que tenemos la energía de 25 años, Además a mi personalmente me queda tanto por aprender, tener 40 años ahora, no es como lo era hace 30 años.

Yo llegado aquí, sí es verdad, que busco más tranquilidad y como soy muy reflexivo pues al final intento tomar decisiones que me aporten ir por el buen camino.
Estar bien con 40, supone cuidarte en todos los aspectos, y darte cuenta de lo que tienes, valorarte y tener confianza en ti mismos, y saber encajar los golpes.
y es que al final de todo, cumplir 40 años es fantástico, si sabes como hacerlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario