Páginas vistas en total

domingo, 6 de septiembre de 2015

Mundo de nuevos retos



                                             inmigrantes  por una autovía húngara  hacia la frontera con Austria . REUTERS


Estamos en un momento de la historia de grandes cambios, situaciones  imparables en nuestras sociedades y el mundo en general.  Nos enfrentamos a uno de los desafíos más grandes que tiene por delante la humanidad , uno de los probablemente más drásticos.
Se nos avecinan retos probablemente muy complejos de asimilar, para el poco tiempo en el que se van a dar , acostumbrados como estamos a cambios que van generacionalmente implantándose. Pero dudo que los próximos cambios tarden generaciones, tal vez lustros o décadas.
Nos enfrentamos, y eso ya lo estamos viviendo desde hace años, oleadas la personas que huye  del hambre y la pobreza, ahora se suman grandes éxodos huyendo de las guerras y ha esto tendremos que ir añadiendo los desplazamientos que se producirán derivados del cambio climático. El movimiento geográfico de las masas, no se va a detener eso debemos darlo por seguro.
Lo que ahora nos parece vergonzoso, probablemente nos seguirá avergonzando dentro de unos años, por una sola razón, y es que en Europa y el resto del mundo en general estamos gobernados por políticos, que en ningún caso están a la altura, que las circunstancias requieren.
Ellos no son capaces de ponerse de acuerdo, en cuestiones humanitarias. Mientras los países fronterizos levantan grandes muros y  alambradas.
Es realmente triste ver como en Europa no existe ni el más mínimo interés, por hacer frente a la situación hasta que esta no empieza a traspasar de forma avergonzarte   los países que por proximidad  geográfica siempre han estado recibiendo estos movimientos migratorios.
Vemos demasiadas imágenes que dan vergüenza.
Vemos demasiados políticos que dan asco.
Pero parece que no nos demos cuenta, que se trata de personas , que podríamos ser nosotros mismos, estas personas ya no van buscando un sueño, solo quieren poder dormir tranquilos sin ruido tronador de la guerra. Se trata solo de vivir, aunque se jueguen la vida por hacerlo.

Miremos la situación sin miedo y sin prejuicios, y por una vez, no nos quedemos mirando el dedo cuándo estamos señalando a la luna.


Las soluciones mágicas no existen, pero evitar dar una solución ahora, solo hará que en el futuro la situación empeore, no se puede pretender parar las aguas de un rio con una presa de madera.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario