Páginas vistas en total

sábado, 31 de diciembre de 2016

Sin pena, sin gloria



Un día sin sol, oculto por nubes crises y pesadas como el plomo, así me siento cris y algo triste, mientras sigo en mi día a día, mecánicamente sin pensar, como una máquina programada para hacer una y otra vez el mismo monótono ritual.
El cielo, la tierra  y yo con mi infierno.
Sin santuario al que peregrinar. Sintiendo que todo tiene un límite, mientras en las espalda cargo la pesada mochila, de intentar ser yo mismo.
Caminando al futuro imperfecto, ese lugar al que me dejo llevar, sin plano, sin rumbo fijo, y muchas veces, no por el camino más corto.
Ahora solo deseo que este 2016 se vaya a la mierda, que por fin me abandone, que salga de mi, para siempre.


                                                 Edward Hopper. (la habitación de hotel) 1931.

 Yo no soy un entendido en arte, pero las pinturas de Edward Hopper, suelen plasmar muy bien este sentimiento de melancolía, personas en situaciones de reflexión, de observar el momento, mientras ponen en orden pensamientos .




No hay comentarios:

Publicar un comentario